Archivos del 4 de Enero de 2008

Publicado por Chiqui el 4 de Enero de 2008

iJam. Es el nombre del regalo perfecto para estas o próximas navidades. Todo un despliegue de tecnología. Aunque tampoco hay que perder de vista el iLom o el iFua…

Excelente autopromoción de la agencia de publicidad Shackleton.

ACTUALIZACIÓN 17/06/08: El iJam llega a los AppleStores

Vía | Crear más

Publicado por Tormento el 4 de Enero de 2008

Deseo, peligroShanghai, 1942. La ciudad está ocupada por los japoneses. Un grupo de mujeres de la alta sociedad china, de la que colabora con los invasores, juegan al Mahjong. Hablan de brillantes grandes como guisantes, de inmigrantes rusas que se arrastran por las calles de la ciudad recogiendo colillas, de que ya no se encuentran medias ni de contrabando. Y aparece Tony Leung, en el papel de un ministro del gobierno títere de los invasores japoneses, feo pero magnético, que queda con su querida con la mirada mientras habla con su mujer de cosas triviales. Las dos están sentadas a la misma mesa.

Y ahí, en esa escena magistral en su sencillez, me enganché a las dos horas y media de metraje de Deseo, peligro que se pasan sin sentir. Bueno, para que no se diga que pierdo la perspectiva, hay un momento a mitad de la película en que la acción decae y que uno piensa “vaya, ya hemos perdido el ritmo”, pero se recupera y remonta. Hago esta advertencia para aquellos a los que las peliculas de orientales les dan picor de culo, aunque tenga una doble trama política y de sexo explícito.

Para los que somos asia-mitómanos es la pelicula indicada, en la que disfrutamos de cada detalle, del vestuario, de las tazas de té, de la recreación del barrio japonés de Shanghai del que nada queda, de los cafés regentados por rusos y las joyerías por árabes. De los hombres que cogían el pitillo mientras bajaban la mirada para verte mejor y de las mujeres flotantes que conseguían mantener rectas las costuras de las medias sin dejar de andar airosas. Y eso a pesar de que la protagonista, Tang Wei, finalista de Miss Universo, tiene cara de pan candeal y le queda mucho para tener el atractivo de la magnética Maggie Cheung de “Deseando amar” de Wong Kar-Wai.

Película, pues, más que recomendable aunque los japoneses queden malamente. A mí me ha salvado el último semestre cinematografico del año, que para el resto me he tenido que alimentar con “Zodiac“, “Election 2“, “La vida de los otros” y poquito más ¿Qué me está pasando?

 

    Prensa

    Radio

    Televisión

    Internacional

    Bitácoras

    Recursos