Publicado por Chiqui el 23 de Abril de 2008

Akihabara

Akihabara es para los amantes de los cacharritos algo así como la tierra prometida. La Monumental de Las Ventas para los taurinos o Maracaná para los futboleros. Las historias que desde allí llegan nos hablan de cacharros revolucionarios, precios asequibles y toda la oferta para cualquier demanda.

Pero la realidad es que no todo el monte es orégano. Todo ese mundo de neones de colores también tiene sus sombras.

Bien es cierto, como apunta Kirai, que explorando todos las callejuelas y subiendo las cuatro o cinco plantas que componen muchos de los edificios de este barrio tokiota seguro que se pueden encontrar cualquier tipo de aparato y mejores precios, pero la mayoría de humanos que vamos hasta Japón desgraciadamente no disponemos de una semana para dedicarla integramente a esta “ciudad eléctrica”. Japón tiene otros muchísimos atractivos…

Hablando de precios, las cosas están más baratas allí, sí, y además la fortaleza del euro ayuda, pero no escandalosamente. A veces no compensa por asuntos de garantía y esas cosas. Como añadido, salvo portátiles y cosas pequeñas es difícil traérselas hasta casa. Las líneas aéreas no son nada “friendly” con esto. Doy fe de ello.

En cuanto a lo de las novedades se pagan por lo que son, a precio de novedad, y además, un elevadísimo tanto por ciento de lo que se puede encontrar en Yodobashi, Laox y similares al poco tiempo (muy poco, salvo excepciones) ya está en las estanterías del Media Mark o de FNAC. Alguna ventaja tenía que tener la famosa globalización.

Por último, sistemas operativos extraños, teclados diferentes, incompatibilidades varias (en telefonía principalmente) o el simple hecho de no poder entenderte con el vendedor frustran expectativas demasiado altas.

Y es que en Maracaná a veces empatan a cero y en Las Ventas no se cortan orejas todos los días…


3 comentarios a “Desmitificando Akihabara” Añade uno

Deja un comentario

Current day month ye@r *

    Prensa

    Radio

    Televisión

    Internacional

    Bitácoras

    Recursos